Menu
A+ A A-

¿Comprarse una chaqueta de pluma o de fibra?
Texto: Tino Núñez para www.thealpiniashop.com 

¿Estás harto/a de pasar frío en invierno e incluso el resto del año en la montaña? ¿te vas de viaje a un sitio gélido y no sabes qué ponerte? ¿de verdad hay chaquetas de fibra tan calientes como las de pluma? www.thealpiniashop.com y Tino Núñez te facilitan cinco claves muy claras para triunfar en tu elección.

Dentro del conocido sistema de vestimenta por capas, que consiste en superponer prendas para mantenernos secos y calientes en cualquier momento, existe una de ellas poco conocida por su nombre pero muy extendida en el uso práctico. Es la cuarta capa o vestimenta que añade un aislamiento térmico adicional, necesario para cuando el forro polar (segunda capa) no resulta suficientemente cálido. Si pasas frío bajo cero o cuando aseguras en un pie de vía o reunión quizá necesites una prenda extra de pluma o fibra, esa cuarta capa que te explicamos a continuación.

¿Elegir pluma o fibra?
Partiendo de la base de que la pluma o la fibra no son capaces de obrar milagros, algo que en cambio sí parecen sugerir algunas publicidades un tanto "atrevidas", podremos abordar de una forma seria qué nos ofrece en realidad cada tipo de aislante. Decidir qué tipo de relleno nos conviene más puede hacerse con relativa facilidad si conocemos de forma imparcial y no sesgada por intereses comerciales las ventajas e inconvenientes de cada tipo de relleno térmico:

· Pluma de pato u oca:

Pros:
- Mucho más caliente que la fibra a igualdad de peso (una chaqueta de plumas de 500 g combinada con un forro polar tipo 200 te abrigará hasta unos -10ºC y una de fibra sólo hasta -3º/-5ºC).
- Muy compresible, las prendas te abultarán en una funda de compresión entre la mitad y la cuarta parte.
- Tacto excepcional y longevidad insuperable, a menudo hasta diez años sin perder cuerpo frente a tres-cinco años de sus mejores competidores en fibra.
Contras:
- No cortavientos, más cara (de un 25 a un 100% más).
- Si se moja, no abriga y tarda más de tres días en secar.

· Fibras de poliéster:

Pros:
- Más caliente que la pluma a igualdad de espesor (las prendas finas sintéticas permiten mayor movilidad y visibilidad).
- Cortaviento e hidrófuga.
- Rápido secado: abriga incluso mojada.
- Hay opciones muy económicas.
- Fácil mantenimiento.
- Se aplasta menos con un chubasquero encima que la pluma.
Contras:
- Compresibilidad media, las opciones gruesas abultan demasiado dentro de la mochila.
- A igualdad de peso, menos aislante que la pluma.

P4200117
Testando una chaqueta de fibra, con capucha dimensionada para uso compatible con casco.

¿Elegir chaqueta o chaleco?

El chaleco es una prenda muy antigua, pero aún poco generalizada en la montaña, quizá por desconocimiento o porque la oferta es limitada. Sin embargo tiene claras ventajas sobre una chaqueta.
Sobresalen: permite una mayor movilidad de brazos superpuesta a otras prendas de manga larga, algo muy interesante si nos gusta caminar con bastones por terrenos empinados, montar en bicicleta, trepar a alguna cima o empuñar un piolet. También su bulto y peso son extremadamente reducidos, aproximadamente la mitad que una chaqueta del mismo espesor que incluya capucha. Por sólo 250-300 g podemos tener en la mochila una prenda capaz de abrigarnos durante todo el año en caso de que haga más frío que el previsto. Y como prenda minimalista para viajar con poco equipaje no tiene rival...

Sin embargo, las chaquetas tradicionales mantienen nuestros brazos calientes, lo que es una ventaja añadida en cuanto a sensación de confort cuando estamos parados: descansando en el camino, preparando una cena en la tienda de campaña, charlando en un refugio frío, haciendo turismo por países nórdicos o si vivimos en un núcleo urbano rural con inviernos especialmente fríos.


¿Impermeable o no?

Tanto la fibra como la pluma suelen llevar tejidos exteriores de poliamida (nailon), muy finos y transpirables. Su función principal es no dejar que se escape el relleno térmico, pero carecen de impermeabilidad, sólo son hidrófugos. Si nos ponemos más técnicos diremos que su columna de agua o dato de impermeabilidad de laboratorio ronda los 400-800 mm, por lo que apenas aguantarán un chaparrón de 10 minutos si es de pluma o hasta unos 30 minutos como máximo si lleva fibra. Una de las mejores opciones para prendas muy ligeras es el Pertex Quantum, muy suave y que sólo pesa 30 g/m². Si vamos a usar estas prendas con lluvia, deberemos cubrirnos con una chaqueta impermeable lo suficientemente ancha como para que nos quepa la cuarta capa sin aplastar su fibra o pluma, de lo contrario abrigará menos, limitará la movilidad y nos agobiará.

Para quienes vivan en climas lluviosos y fríos puede interesarles que el tejido exterior sea una membrana de calidad tipo Gore-Tex, Polartec Neoshell, Textrem e-PTFE, eVENT o similar. Con columnas de agua que oscilan entre los 10.000 y los 20.000 milímetros, lo que equivale a decir que soportan varias horas seguidas de lluvia, unen la tercera y cuarta capa en una sola.¿ Ventajas? menor peso que las dos prendas separadas, buena impermeabilidad y mayor resistencia exterior a enganchones o perforación. ¿Desventajas? tendrás que pagar de 50 a 100 euros más y el relleno térmico envejece más rápido debido a que transpira menos que un nailon estándar hidrófugo.

pluma hidrofobica 750x500
Detalle de la etiqueta de una prenda de RAB que usa pluma hidrofóbica para sus chaquetas de plumas

Diferenciar calidades
El "tanto pagas, tanto obtienes" se cumple en la mayoría de los casos, pero últimamente resulta más cierto que nunca que a igualdad de precio puedes encontrar prendas de calidades muy diferentes. Y me explico: he visto chaquetas de plumas en un mismo perchero que por 200 € ofrecían desde un plumífero maravilloso, confeccionado cuidadosamente y con la mejor pluma, hasta algo "corrientucho", con un relleno de inferior calidad y posiblemente subcontratado "n" veces a un proveedor oriental que apenas ha cobrado unos pocos dólares por su confección. Si quieres un consejo que pocas veces verás en la revistas: no compres las prendas más caras de las marcas baratas, porque por ese mismo dinero tendrás algo mucho mejor en firmas de primera línea.

Sobre chaquetas de plumas, algunos consejos prácticos pueden ser:
- Las chaquetas de pluma deben indicar el porcentaje de plumón (pluma con aspecto de gran pelusa) y de pequeñas plumas: a superior porcentaje de plumón, más aislamiento y por eso prefiere el 90/10 que el 80/20 o el 70/30.
- Prendas baratas 50/50 son más útiles para ciudad que para montaña.
- También puede facilitarse el número de CUINS o volumen que ocupa una treintena de gramos: a más CUINS mejor calidad.
- De forma general la pluma de oca es mejor que la de pato.
- Para comparar mejor diferentes prenda, igualmentes debes preguntar por el gramaje del relleno, a menudo entre los 100 g de los chalecos más ligeros hasta los 400-500 g de las chaquetas de espesor intermedio.

La mejor fibra tiene siempre un tacto muy esponjoso y la encontrarás en prendas de precio elevado, por encima de los 100 €. El
Primaloft está entre las más calientes incluso mojada, siendo su variedad Primaloft One hasta un 20% más aislante que sus variedades más económicas (Primaloft Sport y Eco). También dan buen resultado el Thermoloft, Thermolite, Polarguard, Eulin fiber, el Thinsulate y otro tipo de microfibras de poliéster. Por cierto: una microfibra es una fibra más fina que un cabello humano, que entrelazadas forman una lámina gruesa de color blanco que se denomina boata. Suelen fabricarse en tres densidades: 80 g/m² para prendas finas o relleno de brazos y capucha, 100 g/m² para chaquetas intermedias y 180- 200 g/m² para las más aislantes.  

primaloft 750x500
Detalle de la etiqueta de una chaqueta de fibra con el popular Primaloft

Espesores y últimos consejos
No sonará muy técnico, pero casi siempre a mayor espesor superior aislamiento térmico. A menudo una mayor calidad del relleno repercute más en la longevidad del aislamiento térmico y en que la prenda no pierda espesor rápidamente que en su capacidad aislante. Pasarás menos frío los primeros años de uso con una prenda barata y gruesa que con una cara ,y fina. Dos centímetros es un espesor adecuado para un plumífero fino y una chaqueta de fibra gruesa. La primera la podrás utilizar por su ligereza casi todo el año y andará por los 350 gramos, la segunda rozará los 700-800 gramos y será más sólo para invierno, pues como cuarta capa todo uso abultará demasiado en tu mochila para llevarla siempre.

- Los plumíferos con mejor relación aislamiento-ligereza pesan cerca de 500 g e incluyen casi 200 g de relleno. Su espesor suele alcanzar los tres centímetros y funcionan bien cuando son de alta calidad hasta -10ºC.
- Las chaquetas de fibra y pluma que alcanzan o superan el kilogramo pueden ir bien a -15/-20ºC, pero por debajo de esa temperatura necesitaras una quinta prenda de tipo térmico, por ejemplo un chaleco o un caro modelo de expedición. De cinco a siete centímetros serían espesores habituales.
- Recuerda que en movimiento, por ejemplo subiendo una cuesta con una mochila, la pluma puede resultar demasiado caliente y que parado la fibra es más fría.

Links de interés en www.thealpiniashop.com:
· Consultar los modelos de chaqueta de plumas de nuestra web para hombre y para mujer.
· Consultar los modelos de chaquetas de fibra en nuestra web para hombre y para mujer

IMG 1777

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Testando una chaqueta de plumas durante actividad invernal muy aeróbica.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

logo facebook  logo twitter  logo google  logo pinterest

Acceso usuarios or Registrarse